Huir de España

En los últimos años, desde Zapatero, nos han colado varias reformas laborales. Todas ellas para flexibilizar el mercado laboral y hacer más fácil la contratación. Claramente en 4 años casi 5 éstas reformas han dado sus frutos (ironía). Se han tratado de unas reformas ideológicas. Sin acompañarlas de planes de estímulos para el empleo. Algunos quisquillosos podrían rebatirme con lo del Plan E de Zapatero. Fue un plan a breve plazo, ni corto se le puede considerar. Quizás ese dinero podría haber sido empleado en planear una estrategia de inversión en ciencia, en cultura, vamos un plan a largo plazo, que no pensara en salvar su silla.

Si como dicen Zapatero tomó medidas difíciles y no pensó en él para tomarlas, yo me pregunto porque no trazó un plan para sentar las bases de un modelo productivo para el Estado Español. Sin embargo, dimitió y dejó paso con una cifra de 5.273.600 parados. En 2012 tomó las riendas Rajoy, un presidente que nos iba a sacar, que iba a crear empleo, que iba a obrar otro milagro para España. A día de hoy, el paro ha bajado en 845 mil personas (en septiembre de 2014 los parados son 4.427.930) aproximadamente desde que Zapatero dejó su cargo y Septiembre de 2014, con unos dos años de gobierno popular, con unas reformas laborales muy cargadas ideológicamente (suprimiendo muchos derechos adquiridos) y mucho más crudas para los trabajadores que iban a facilitar mucho más la contratación. Ahora sin ironías diré que si flexibilizaron el mercado laboral. Para despedir más fácil, para contratar con condiciones muy precarias e inestables, etc.

Así se encuentra el mercado laboral español y por eso durante estos años mucha gente ha emigrado, se dice que más de 700 mil españoles lo han hecho, me he parado a hacer la resta entre Zapatero y Rajoy y la verdad es que no dice mucho a favor de la gestión de Rajoy. Más bien de la iniciativa o desesperación en el que vive la población o como dijeron ellos ‘por lo aventureros que somos’.

Hace una semana escuche en el programa de Javier Gallego, carnecruda.es, que Icíar Bollaín, había grabado un documental, sobre la indignación y perplejidad con la que viven los inmigrantes españoles y como la gran mayoría no ven un horizonte cercano para la vuelta aunque no pierden la esperanza.

Ese es el horizonte que se dibuja en el mercado laboral español. Una enorme cantidad de capital humano que se ha marchado a simplemente poder tener un modo de vida independiente, aunque sea día a día. Otros seguimos aquí en condiciones precarias y lo peor es que aunque la esperanza no la perdemos y seguimos en lucha, la mejora se ve muy lejos en el horizonte.

En conclusión, haciendo números, y ni mucho menos simplificando, la reducción de la cifra de paro viene también explicada más bien por aquellas personas que ya ni buscan empleo, y por la emigración, más que por la creación de trabajo. Ya se comentó por aquí el Plan de Estabilidad del Gobierno, que ponía sus esperanzas para la recuperación económica en las “corrientes migratorias adversas” (léase: jóvenes de clase trabajadora que tienen que emigrar porque aquí no hay trabajo).

Aquí dejo una tabla de evolución de la población activa en España, fuente INE: http://www.ine.es/prensa/epa_tabla.htm

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario