Sobre Ayotzinapa, los movimientos sociales y cómo empezar a cambiar el mundo

El otro dia asistí a una marcha solidara aquí en París para exigir al gobierno mexicano que devuelva con vida a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Diferentes agrupaciones europeas se han movilizado organizando diferentes eventos para recaudar fondos y así poder costear un tour por las principales ciudades de Europa a representantes y supervivientes para que nos cuenten la atrocidad que había ocurrido allí.

Eurocaravana43

Los hechos tuvieron lugar durante la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, en el que estuvieron involucrados policías municipales del municipio de Iguala de la Independencia, en el Estado mexicano de Guerrero, elementos del ejército y la marina, estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos (mas conocida como Escuela Normal Rural de Ayotzinapa), periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos seis personas fallecidas, veintisiete heridos y la desaparición forzada de 43 estudiantes de esa escuela normal rural.

La Escuela Normal de Ayotzinapa ha sido objeto constante de represión por parte de los gobiernos local y federal, tal como lo muestra su historia. Esta escuela cuenta además con una fuerte tendencia de izquierdas y un conocido historial de manifestaciones y reivindicaciones al estado. Son asimismo conocidas como semilleros de luchadores sociales y disidentes por lo que el gobierno las intenta asfixiar económicamente para que cierren sus puertas y dejen de instruir nuevos maestros que en el fondo es su verdadera razón de ser: ayudar a las regiones más pobres a culturizarse, prosperar y mejorar su calidad de vida.

En este video resumen los hechos acontecidos desde la fecha:

Este es sólo un caso más de terrorismo de estado, en el que el poder político carcomido por la corrupción y embriagado de poder comete una atrocidad contra los que se supone que debe servir y proteger.

El dia siguiente a la manifestación hubo un coloquio en la Casa Vasca de Paris en el que hablaron familiares y sobrevivientes de la tragedia contando sus experiencias y rogándonos ayuda para que la situación en México, que es insostenible debido a la inseguridad y violencia que impera por todo el estado, cambie y este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir nunca más.

43-ayotzinapa

Mientras oía las desgarradoras historias de los ponentes no podía dejar de pensar en que algo debíamos hacer, algo podríamos hacer para que estas personas humildes puedan vivir sin el miedo de morir o perder a otro miembro de su familia el día siguiente. Esto mismo es lo que empezó a decir el joven que hablaba mientras yo me preguntaba cómo, y creo que dio con la solución. Bueno, no es que la hayan descubierto ellos, pero parece que todo este adoctrinamiento que nos inculcan desde bien pequeñitos en las escuelas, la televisión y la radio funciona muy bien. Su lema es “divide y vencerás”. Pues ahí está la solución. Justo lo contrario es lo que tenemos que hacer todos los que queremos cambiar esta sociedad a mejor: unirnos. Encontrar los puntos comunes y unirnos. Porque los de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa se han dado cuenta de que esta no es una lucha individual o de pequeños colectivos. Vivimos en un mundo globalizado en el que todo esta conectado. Estamos dominados por unos poderes económicos que representan el 1% de la sociedad. ¡Nosotros, los de abajo, somos el 99%! Si nos organizamos bien y dejamos de lado las pequeñas diferencias que podamos tener podríamos revertir esta situación, pero fundamentalmente, ¡tenemos que estar unidos!

Porque en el fondo, prácticamente todas las personas estamos de acuerdo en una cosa: los Derechos Humanos. Y no es casual la época en la que la Declaración Universal de los Derechos Humanos se adoptó por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948. Sí, fue pocos años después del fin de la Segunda Guerra Mundial y su fin era – y sigue siendo – la garantía de la persona frente a los poderes públicos. Pocos serán los que te digan abiertamente que no están de acuerdo con ellos y aunque hay un total de 30 artículos, me gustaría hacer énfasis solo en los mas básicos:

  • Derecho al trabajo
  • Derecho a la educación
  • Derecho a la sanidad
  • Derecho a una vivienda, etc.

450px-Eugene_Delacroix_-_La_liberte_guidant_le_peuple

 

Porque principalmente, la mayoría de los movimientos sociales que han ido surgiendo desde tiempos inmemoriales lo han hecho para exigir que se cumplan los derechos humanos: Amnistía Internacional para denunciar los crímenes de estado y contra la humanidad, Médicos sin Fronteras para dar servicio sanitario en paises del tercer mundo, Save the Children para garantizar los derechos básicos a los niños, o muchísimas de las ONG que operan a nivel mundial. En España ha habido un brote de este tipo de asociaciones a raiz de la crisis. Todos conocemos el 15M y los diferentes grupos que han surgido a raiz de este: la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en contra de los abusos de los bancos y por una vivienda digna, la Marea Blanca para defender la sanidad pública, la Marea Verde por la educación, y desde mucho antes los sindicatos (no estoy hablando ni de CCOO ni de UGT evidentemente) para luchar por un trabajo digno y evitar los abusos de los empresarios, etc. No obstante, este tipo de movimientos sociales no solo han surgido en España. Si ampliamos un poco más el espectro también lo son Ocuppy Wall Street en contra de los abusos de los bancos y las multinacionales que han originado esta crisis mundial, Anonymous para combatir cualquier tipo de injusticia haciendo uso de la lucha desde Internet, o con bastante anterioridad el Movimiento Antiglobalización que nació para denunciar a este proceso de beneficiar a multinacionales y a los países más ricos, etc.

Puertadelsol2011

 

Todos, los que estamos metidos en este tipo de asociaciones y los que no pero queremos hacer algo para cambiar esta situación, debemos tener una visión más global. Tenemos que darnos cuenta que en el fondo todos estamos luchando por las mismas cosas: que se cumplan los derechos humanos. Todos nos hemos alzado en contra de los abusos de gobiernos y fuerzas del estado. Aunque en este caso también hay que ampliar mucho más la perspectiva. ¿No os habéis preguntado nunca por que hay tantos movimientos alrededor del mundo que denuncian la violencia policial? Pues es porque en esencia, ellos son los instrumentos que tiene el estado para oprimir y someter al pueblo. Pero también tenemos que darnos cuenta que los gobiernos no son más que simples títeres del poder económico que lo ha impregnado, contaminado y corrompido todo. Esta es la causa de las causas a la que aludía Etienne Chouard en una de sus charlas. Siempre hay que buscar la causa de las causas, y en este caso, el culpable en última instancia es la troika y el capital.

Yo tengo una ideología de izquierdas. Toda persona que me conoce lo sabe. Nunca lo he negado desde que empece a abrir los ojos ahora ya hace más de diez años. No obstante, lo que intento explicar en estas líneas – que no son pocas aunque he intentado que sean las mínimas – es que esto traspasa las fronteras de ideologías de izquierda y derecha. Es la misma razón por la que Podemos ha intentado desvincularse de esta idea, aunque la mayoria de sus dirigentes sean gente de izquierdas. Porque lo que reclaman, y he de decir que estoy totalmente de acuerdo con ellos, son cosas de sentido común que van más allá de ideologías, y estos son los derechos humanos.

EleanorRooseveltHumanRights

 

Por ir concluyendo, la razón por la que estoy escribiendo este articulo no es otra que la de intentar movilizar a la gente. Intentar que esa gente que piensa y repite como un mantra la frase de que “no se puede hacer nada” se dé cuenta de que están totalmente equivocados. Sí se puede hacer algo, bien como individuos o como asociación de individuos. Porque como dijo Joan Antoni Melé “no tenemos derecho a decirle a la gente que cambie su forma de ser. Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo para que la gente cuando se fije en nosotros se dé cuenta de que es el camino a seguir y ellos mismos modifiquen su actitud poco a poco. Todo gesto cuenta, por muy pequeño que sea. Porque mucha gente, en muchos sitios, haciendo cosas pequeñas día a día pueden cambiar el mundo.”

Hay que cambiar nuestras costumbres del día a día. A veces no nos damos cuenta que si todos apagáramos el agua cuando nos lavamos los dientes o nos enjabonamos en la ducha con el agua apagada se ahorrarían millones de litros al día; que si bajáramos la calefacción o subiéramos el aire acondicionado uno o dos grados disminuiríamos el consumo de electricidad considerablemente; porque si en vez de coger el coche para ir a trabajar utilizáramos el transporte público o la bicicleta reduciríamos toneladas y toneladas de CO2; porque si en vez de cambiarnos el móvil cada 1 o 2 años lo hiciéramos cada 3, 4 o más no generaríamos tanta basura electrónica; o que si en vez de comprar siempre en grandes superficies algunas las hiciéramos en las tiendecitas del barrio mucha más gente podría vivir de sus propios negocios; o que si en vez de tener nuestro dinero en bancos que especulan, que echan a familias de sus casas, que invierten en armamento o empresas que contaminan lo tuviéramos en banca ética que sólo den créditos a empresas que aporten un beneficio social, cultural o medioambiental – que al fin y al cabo son los que están alineados con nuestros valores – las cosas empezarían a cambiar mucho más pronto de lo que creemos. En fin, hay miles de ejemplos como estos, que en el fondo no nos suponen un gran esfuerzo una vez los hemos adoptado pero en cambio si son importantes si mucha gente toma conciencia y los adopta. No os resignéis y digáis que no se puede hacer nada. Todos podemos hacer algo. Todos debemos hacer algo para que las personas que queremos y las que vienen detrás tengan una vida mejor. Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

(Publicado también en www.cerilet.com)

, ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario