El acuerdo de la cumbre europea sobre Grecia – comentado por Yanis Varoufakis

Tras el último acuerdo alcanzado durante la maratoniana cumbre europea del 12 de julio, las opiniones sobre el mismo han ido en todas las direcciones. Desde acusaciones de traición cayendo sobre Alexis Tsipras por supuestamente haber cedido a las exigencias más desmesuradas del Eurogrupo (las mismas que Syriza prometió combatir siempre), hasta llamadas al realismo y a ver al dirigente heleno como un combatiente derrotado que luchó hasta el final, pasando por elogios del acuerdo, o el schadenfreude de los que la semana pasada acusaban a Tsipras de hundir a su país y la UE y ahora ríen las condiciones de su derrota.

El problema es que entre tanta obsesión con el presentar las negociaciones como una cuestión de personajes enfrentados, con buenos y malos, ha habido relativamente poco debate de las condiciones del acuerdo. Esto es especialmente llamativo cuando lees a comentaristas, que algunos han venido a denominar como “letizios”, y que acostumbran a repetir una y otra vez que Grecia “tiene que hacer reformas”, que “hay que adoptar medidas”, o que el Gobierno de Syriza sabotea a su país y a toda Europa porque no ve que “las reformas estructurales son necesarias”, sin entrar nunca a concretar a qué se refieren con esas reformas.

En ese sentido, es interesante leer el artículo que publicó ayer el ya ex-ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, donde comenta punto por punto, y no con falta de ironía, el comunicado de la cumbre europea, dando su opinión sobre cada una de las afirmaciones que se hacen o de las medidas propuestas. Esto no son eufemismos, ni términos vagos. Aquí Varoufakis aborda de forma concreta el acuerdo.

El acuerdo de la cumbre europea sobre Grecia – comentado por Yanis Varoufakis

A continuación, el comunicado de la cumbre europea (o los Términos de Rendición de Grecia – tal y cómo se le conocerá en el futuro) con mis propios comentarios. El texto original está sin modificar, y mis comentarios aparecen en notas entre corchetes (y en rojo). Leed y llorad… (para una copia en pdf en inglés, haced click aquí).

Comunicado de la cumbre europea en Bruselas del 12 de julio de 2015

La cumbre europea enfatiza la necesidad crucial de reconstruir la confianza en las autoridades griegas [es decir: el Gobierno griego tiene que introducir nuevas y exigentes medidas de austeridad dirigidas a los griegos más débiles que ya han sufrido mucho] como requisito indispensable para un posible futuro acuerdo sobre un nuevo programa del MEE (NdT. el Mecanismo de Estabilidad Europeo) [es decir: para extender-y-fingir (1) un nuevo préstamo].

En este contexto, la propiedad de las autoridades griegas es clave [es decir: el gobierno de Syriza debe firmar una declaración de haber aceptado la “lógica” de la troika], y la implementación exitosa debería seguir de unos compromisos sobre políticas.

Se espera que los Estados miembros que soliciten ayuda financiera del MEE dirijan también una petición similar al FMI cuando sea posible. Éste es un requisito indispensable del Eurogrupo para acordar un nuevo programa del MEE. Por lo tanto, Grecia solicitará apoyo continuado del FMI (supervisión y financiamiento) a partir de marzo del 2016 [es decir: Berlín sigue creyendo que no se puede confiar en la Comisión para “supervisar” los propios programas de “rescate” europeos].

Dada la necesidad de reconstruir la confianza con Grecia, la cumbre europea da la bienvenida al compromiso de las autoridades griegas de legislar sin demora un primer paquete de medidas [es decir: Grecia debe primero someterse a sí misma a la tortura fiscal (2), incluso antes de que se ofrezca cualquier financiación]. Estas medidas, tomadas en acuerdo previo unánime con las Instituciones, incluirán:

Antes del 15 de julio

  • La homogeneización del sistema de IVA [es decir: hacerlo más regresivo, a través de incrementos en las tasas que incentivan la evasión del IVA] y la ampliación de la base impositiva para incrementar la recaudación [es decir: asestar un golpe mortal a la única industria griega en crecimiento – el turismo].
  • medidas honestas para mejorar la sostenibilidad a largo plazo del sistema de pensiones como parte de un programa exhaustivo de reforma de las pensiones [es decir: reducir las pensiones más bajas de entre las bajas, mientras se ignora el agotamiento del capital en los fondos de pensiones debido al PSI (3) diseñado por la troika y a los efectos negativos de la baja ocupación y del trabajo remunerado sin declarar].
  • la garantía de la independencia legal completa del ELSTAT (NdT. el Servicio Nacional de Estadística Griego) [es decir: la troika exige el control total de la forma en que el equilibrio presupuestario griego se computa, con la idea de controlar totalmente la magnitud de las medidas de austeridad que impone al Gobierno].
  • la implementación total de las provisiones relevantes del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (NdT. el Pacto Fiscal Europeo), en particular a través de hacer que el Concilio Fiscal esté operativo antes de que termine el MoU (NdT. el “Memorando de Entendimiento”) y de introducir recortes de gasto casi-automáticos en caso de que haya desviaciones de los ambiciosos objetivos de superávit primario, tras consultar al Concilio Fiscal y estando sujeto a la aprobación previa de las Instituciones [es decir: el Gobierno griego, que sabe que nunca se alcanzarán los objetivos fiscales impuestos bajo las medidas de austeridad impuestas, debe comprometerse aún más, a medidas de austeridad automáticas a resultas de los últimos fracasos de la troika].

Antes del 22 de julio

  • la adopción de un Código Procesal Civil , que es una transformación radical de los procedimientos y acuerdos en el sistema judicial del ámbito civil y que puede acelerar de forma significativa los procesos judiciales y reducir costes [es decir: ejecuciones hipotecarias, desahucios y la liquidación de cientos de miles de hogares y negocios que no están en la posición de seguir pagando sus hipotecas/préstamos].
  • la transposición de la BRRD (NdT. la Directiva 2014/59/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de Recuperación y Resolución Bancaria), con el apoyo de la Comisión Europea.

Se podrá tomar la decisión de dar la orden a las Instituciones de negociar un Memorando de Entendimiento (Memorandum of Understanding, MoU) de forma inmediata y únicamente tras la implementación legal de las cuatro primeras medidas anteriormente mencionadas, así como del respaldo de todos los compromisos incluidos en este documento por parte del Parlamento Griego, verificándose éste por parte de las Instituciones y el Eurogrupo [es decir: el Gobierno de Syriza debe ser humillado hasta el punto de pedírsele que se imponga medidas de austeridad a sí mismo como primer paso para solicitar otro préstamo de rescate tóxico, del mismo tipo al que se oponía Syriza y por lo cual se hizo internacionalmente famosa].

Esta decisión se tomaría a condición de que los procedimientos nacionales se hubiesen completado y de que los requisitos del artículo 13 del Tratado del MEE se cumpliesen, en base a la evaluación referida en el artículo 13.1 A fin de formar la base para una finalización con éxito del MoU, la oferta de reformas griegas necesita verse reforzada a fin de tener en cuenta la situación económica y fiscal gravemente deteriorada del país durante el último año [es decir: el Gobierno de Syriza debe aceptar la mentira de que ha sido éste, y no las tácticas de asfixia de los acreedores, el que ha causado el grave deterioro económico de los últimos seis meses – se pide que la víctima, en vez del culpable, asuma la culpa].

El Gobierno griego necesita comprometerse formalmente a reforzar sus propuestas [es decir: a hacerlas más regresivas e inhumanas] en una serie de áreas identificadas por las Instituciones, con un calendario claro y satisfactorio para su legislación e implementación, incluyendo puntos de referencia estructurales, hitos y puntos de referencia cualitativos, a fin de disponer de claridad en la dirección de las políticas a medio plazo. Principalmente necesitan, de acuerdo con las Instituciones:

  • llevar a cabo reformas ambiciosas de pensiones [es decir: recortes] y políticas específicas para compensar el impacto fiscal de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2012 sobre la reforma de las pensiones [es decir: revertir la sentencia del Tribunal a favor de los pensionistas] e implementar una cláusula cero de déficit [es decir: recortar en un 85% las pensiones secundarias que el Gobierno de Syriza protegió con uñas y dientes durante los últimos cinco meses] o alternativas aceptables mutuamente [es decir: encontrar víctimas “equivalentes”] antes de octubre de 2015.
  • adoptar reformas del mercado de los productos más ambiciosas con un calendario claro para la implementación de todas las recomendaciones del “toolkit”-I de la OCDE [es decir: las recomendaciones a las que la OCDE ha renunciado después de haberlas rediseñado en cooperación con el Gobierno de Syriza], incluyendo la apertura de comercios en domingo, las temporadas de ventas, la propiedad de las farmacias, leche y productos de hornos, excepto los productos farmacéuticos que se venden sin receta, los cuales serán implementados en el siguiente paso, así como la apertura de profesiones cerradas macro-criticas (por ejemplo, el transporte en ferries). Sobre el seguimiento del “toolkit”-II de la OCDE, la manufactura necesita incluirse en la actuación previa;
  • sobre el mercado energético, proceder a la privatización del operador de la red de transmisión eléctrica (ADMIE), a menos que se puedan hallar medidas de reemplazo que tengan un efecto equivalente en la competitividad, de acuerdo con las Instituciones [es decir: ADMIE se venderá a intereses extranjeros específicos, de según los deseos de las Instituciones].
  • sobre el mercado de trabajo, acometer revisiones y modernizaciones rigorosas de la negociación colectiva [es decir: asegurarse de que no se permita la negociación colectiva], las huelgas [es decir: prohibirlas] y, de acuerdo con las directivas relevantes y buenas prácticas de la UE, de los despidos colectivos [es decir: que deberían permitirse de acuerdo a la voluntad de los empresarios], junto con el calendario y la aproximación con la que estén de acuerdo las Instituciones [es decir: la Troika es la que decide]. En base a estas revisiones, las políticas del mercado laboral deberían alinearse con las buenas prácticas internacionales y europeas, y no deberían tener que ver con un retorno a marcos de políticas anteriores, que no son compatibles con los objetivos de promover un crecimiento sostenible e inclusivo [es decir: no debería haber mecanismos que los trabajadores asalariados puedan utilizar para conseguir mejores condiciones de sus jefes].
  • adoptar las medidas necesarias para fortalecer el sector financiero, incluyendo actuaciones decisivas ante la morosidad [es decir: un tsunami de ejecuciones hipotecarias se halla ante portas] y medidas para fortalecer la gobernanza del HFSF (NdT. el Fondo de Estabilidad Financiera Heleno) y de los bancos [es decir: el pueblo griego que mantienen el HFSF y los bancos tendrán precisamente un control nulo sobre el HFSF y los bancos], en particular a través de eliminar cualquier posibilidad de interferencia política, especialmente en los procedimientos de nombramiento [es decir: excepto la interferencia política de la Troika].       Además de todo esto, las autoridades griegas emprenderán las siguientes actuaciones:
  • desarrollar un programa de privatizaciones aumentado significativamente con una gobernanza mejorada; se transferirán activos griegos valiosos a un fondo independiente que monetizará los activos a través de privatizaciones y otros medios [es decir: una agencia tipo el Treuhand de Alemania del Este (4) venderá propiedad pública pero sin la inversión equivalente que Alemania Occidental hizo en Alemania del Este en compensación del desastre del Treuhand]. La monetarización de los activos será una de las fuentes para efectuar los pagos previstos según calendario del nuevo préstamo del MEE y generar durante la vida del nuevo préstamo un total de 50.000 millones de euros, de los cuales 25.000 millones se utilizarán para el repago de la recapitalización de los bancos y otros activos y el 50% de los euros restantes (esto es: 50% de 25.000 millones de euros se utilizarán para rebajar la ratio de deuda/PIB, mientras que el otro 50% se utilizará para inversiones [es decir: la propiedad pública se venderá, y un suma mínima irá al pago de una deuda impagable – quedando nada en absoluto para la inversión pública o privada]. Este fondo se establecería en Grecia y sería controlado por las autoridades griegas bajo la supervisión de las Instituciones europeas relevantes [es decir: estará en Grecia, pero, exactamente como el HFSF o el Banco de Grecia, estará controlado totalmente por los acreedores]. De acuerdo con las Instituciones y contribuyendo a las buenas prácticas, un marco legislativo debería adoptarse que garantizara procedimientos transparentes y una tasación adecuada de los activos, de acuerdo con los principios de la OCDE y con los estándares de gestión de las empresas públicas [es decir: la Troika hará lo que le venga en gana].
  • modernizar y fortalecer significativamente la administración griega, de acuerdo con los objetivos del Gobierno griego, y poner en marcha un programa, bajo los auspicios de la Comisión europea, para desarrollar las capacidades de la administración griega y despolitizarla [es decir: convertir Grecia en una zona libre de democracia, de acuerdo con el modelo Bruselas, bajo la forma de un gobierno supuestamente tecnocrático que es tanto políticamente tóxico como macro-económicamente inepto]. Una primera propuesta debería presentarse antes del 20 de julio después del debate con las Instituciones. El Gobierno griego se compromete a reducir aún más los costes de la administración griega [es decir: reducir los salarios más bajos mientras se incrementan un poco los salarios de los apparatchiks que simpatizan con la Troika], en la línea del plan acordado con las Instituciones.
  • normalizar completamente los métodos de trabajo con las Instituciones, incluyendo el trabajo de campo necesario en Atenas, mejorar el programa de implementación y supervisión [es decir: la Troika contrataca y exige que el Gobierno griego la invite a volver a Atenas como un conquistador – una paz púnica en toda su gloria]. El gobierno necesita consultar y estar de acuerdo con las Instituciones en todos los proyectos de ley en las áreas relevantes, con el tiempo suficiente antes de presentarlas a consulta con el público o con el Parlamento [es decir: el Parlamento Griego debe, de nuevo tras cinco meses de una escueta independencia, convertirse en un apéndice de la Troika – aprobando legislación “traducida” de forma mecánica]. La cumbre europea enfatiza la necesidad de que la implementación es clave, y de acuerdo con el contexto, da la bienvenida a la intención de las autoridades griegas de solicitar antes del 20 de julio apoyo de las Instituciones y asistencia técnica de los Estados miembros, y pide a la Comisión Europea que coordine este apoyo desde Europa;
  • Con la excepción del proyecto de ley de crisis humanitaria, el Gobierno griego reexaminará, con intención de modificar, la legislación introducida a fin de contrarrestar el acuerdo del 20 de febrero, que daba marcha atrás en los compromisos de programas previos, o identificará compensaciones equivalentes para los intereses creados [es decir: además de prometer que no legislará de forma autónoma, el Gobierno griego anulará los proyectos de ley que ha aprobado durante los últimos cinco meses de forma retroactiva].

Los compromisos anteriores son requisitos sine qua non para empezar a negociar con las autoridades griegas. Sin embargo, la cumbre europea ha dejado claro que el comenzar las negociaciones no excluye ningún acuerdo final posible sobre el programa del MEE, que tendrá que basarse en una decisión sobre el paquete completo (incluyendo necesidades financieras, sostenibilidad de la deuda y posibilidad de financiación transitoria [es decir: flagelaros, imponed más medidas de austeridad a una economía aplastada por la austeridad, y entonces veremos si el Eurogrupo os cargará con más préstamos insostenibles y tóxicos].

La cumbre europea observa las posibles necesidades financieras del programa de entre 82.000 y 86.000 millones de euros, de acuerdo a la estimación de las Instituciones [es decir: el Eurogrupo se ha inventado esta cifra desorbitada, muy por encima de lo necesario, para enviar la señal de que la reestructuración de la deuda es impensable y que lo que se va a producir es la subyugación a la deuda ad infinitum]. Invita a las Instituciones a explorar las posibilidades de reducir la dotación financiera a través de un camino fiscal alternativo o a través de más procedimientos de privatizaciones [es decir: y sí, igual algún día los cerdos volarán]. Restaurar el acceso a los mercados, que es el objetivo de cualquier programa de asistencia financiera, rebaja la necesidad de depender de la dotación financiera total [es decir: algo que los acreedores intentarán evitar por todos los medios, por ejemplo, asegurándose de que Grecia sólo tomará parte en el programa de quantitative easing del Banco Central Europeo en 2018, una vez el quantiative easing haya… acabado].

La cumbre europea observa las necesidades de financiación urgentes de Grecia, que subrayan la necesidad de que se produzca un avance rápido a fin de llegar a la decisión de un nuevo MoU: estas se calcula que llegarán a los 7.000 millones de euros antes del 20 de julio y unos 5.000 millones adicionales a mediados de agosto [es decir: extender y fingir vuelve a coger fuerza]. La cumbre europea reconoce la importancia de asegurar que el Gobierno griego pueda salir de su morosidad para con el FMI y el Banco de Grecia así como de que pueda cumplir con sus obligaciones de deuda en las próximas semanas a fin de cear las condiciones que permitan una conclusión ordenada de las negociaciones. Los riesgos de no concluir rápidamente con las negociaciones recaen íntegramente sobre Grecia [es decir: de nuevo, pedir que la víctima asuma la responsabilidad del culpable]. La cumbre europea invita al Eurogrupo a debatir estos temas con la mayor urgencia.

Dadas los graves problemas del sector financiero griego, la dotación total de un nuevo programa de MEE debería incluir el establecimiento de una reserva de entre 10.000 y 25.000 millones de euros para el sector bancario a fin de solventar la potencial necesidad de una recapitalización bancaria y de resolución de costes, de los cuales 10.000 millones de euros ser harían disponibles inmediatamente en una cuenta separada del MEE [es decir: la Troika admite que la recapitalización bancaria de 2013-2014, que únicamente iba a necesitar una inyección de, como mucho, 10.000 millones, fue insuficiente – pero la culpa es, por supuesto de… el Gobierno de Syriza].

La cumbre europea es consciente de que la toma de una decisión rápida sobre un nuevo programa es un requisito que permitiría a los bancos abrir de nuevo, y por tanto evitaría un aumento del incremento en la dotación financiera total [es decir: la Troika cerró los bancos griegos a fin de forzar al Gobierno de Syriza a rendirse y ahora lloriquea para que se abran de nuevo]. El Banco Central Europeo/Mecanismo de Supervisión Único llevará a cabo una evaluación exhaustiva después del verano. La dotación de amortiguación financiera servirá para las posibles caídas de capital tras la evaluación exhaustiva una vez se aplique el marco legal.

Hay preocupaciones graves sobre la sostenibilidad de la deuda griega [N.B. ¿En serio? ¡No me digas!]. Esto se debe a la marcha atrás en las políticas de los últimos doce meses, que han provocado el reciente deterioramiento en el ámbito financiero y macroeconómico interno [es decir: no es que los préstamos de rescate de Extender y Fingir de 2010 y 2012, en conjunción con las medidas de austeridad debilitadoras del PIB hayan causado que la deuda ascienda a alturas inconmensurables – fue la idea y la realidad de un Gobierno que ha criticado los préstamos de rescate de Extender y Fingir el que… ¡causó la insostenibilidad de la deuda!].

La cumbre europea recuerda que los Estados miembros del área del Euro han adoptado en los últimos años una serie de medidas importantes en apoyo de la sostenibilidad de la deuda griega, que han facilitado el pago de la deuda de Grecia y han reducido los costes significativamente [es decir: tanto el primer como el segundo programa de rescate fallaron, la deuda se disparó, algo que ya iba a hacer de antemano puesto que el verdadero propósito de los programas de “rescate” era el transferir las pérdidas bancarias a los contribuyentes europeos]. Contra este trasfondo, en el contexto de un posible programa futuro del MEE, y en la línea del espíritu del comunicado del Eurogrupo de Noviembre de 2012 [es decir: la promesa de reestructuración de la deuda que se hizo a anteriores gobiernos griegos y que nunca se mantuvo por parte de los acreedores], el Eurogrupo está dispuesto a considerar, si es necesario, posibles medidas adicionales (periodos de gracia o de pago de la deuda más extensos) con el objetivo de garantizar que las necesidades de financiación bruta permanezcan a un nivel sostenible. Estas medidas serán condicionales a la implementación total de las medidas que se acordarán en un posible nuevo programa y que se considerarán después de que se produzca una primera evaluación positiva [es decir: de nuevo, la Troika dejará que el Gobierno griego trabaje bajo una deuda impagable y cuando, como consecuencia de esto, el programa fracase, la pobreza aumente mucho más y las rentas se desplomen mucho más, entonces igual quizás hagamos un recorte de parte de la deuda – como la Troika hizo en 2012].

La cumbre europea enfatiza que los recortes nominales de la deuda no pueden llevarse a cabo [N.b. el Gobierno de Syriza ha llevado sugiriendo, desde Enero, una reestructuración moderada de la deuda, sin recortes, maximizando el valor neto actual de los pagos a los acreedores de Grecia – lo cual ha sido rechazado por la Troika porque su objetivo era, simplemente, humillar a Syriza]. Las autoridades griegas reiteran su compromiso inequívoco a cumplir con sus obligaciones financieras para con todos us acreedores, de forma íntegra y en su plazo correspondiente [N.b. lo cual sólo puede ocurrir tras una reestructuración sustancial de la deuda]. En caso de que todas las condiciones que se contienen en este documento se cumpliesen, el Eurogrupo y el Consejo de Administración del MEE puede, de acuerdo con el Artículo 13.2 del Tratado del MEE, dar la orden a las Instituciones de que negocien un nuevo programa del MEE, si los requisitos previos del artículo 13 del Tratado del MEE se cumplen sobre la base de la evaluación a que se refiere el artículo 13.1. A fin de apoyar el crecimiento y la creación de empleo en Grecia (en los próximos 3-5 años) [N.b. una vez se ha destruido el crecimiento y los empleos durante los últimos cinco años…] la Comisión trabajará conjuntamente con las autoridades griegas a fin de movilizar hasta 35.000 millones de euros (bajo varios programas de la UE) para financiar la inversión y la actividad económica, incluyendo en PYMEs [es decir: utilizará el mismo orden de magnitud de fondos estructurales, junto a algo de dinero imaginario, igual que lo que estaba disponible en 2010-2014]. Como medida excepcional y dada la situación única de Grecia, la Comisión propondrá que los co-legisladores de la UE traten el tema de incrementar el nivel de pre-financiación en 1.000 millones de euros a fin de dar un empujón inmediato a la inversión [es decir: del titular de 35.000 millones, considerad 1.000 millones como dinero real]. El Plan de Inversión para Europa también proveerá oportunidades de financiación para Grecia [es decir: el mismo plan que la mayoría de ministros de finanzas de la Eurozona consideran un programa fantasma].

  1. “Extend and pretend” en inglés y en el registro financiero, hace referencia a la práctica de bancos u otras entidades acreedoras de no realizar embargos sobre activos tóxicos que no quieren recuperar, ya que prefieren esperar a que el deudor finalmente pague, aunque sea pequeñas cantidades.
  2. Aquí Varoufakis utiliza en inglés el término “waterboarding”, una forma específica de tortura en la cual se hace a la víctima experimentar la sensación de estar asfixiándose al hacérsele respirar agua.
  3. Private Sector Involvement: la participación del sector privado en la reestructuración de la deuda que se dio en 2012.
  4. El Treuhandandstalt fue la agencia que se encargó de la privatización de las empresas de titularidad pública de Alemania Oriental tras la reunificación germana.

, , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. El acuerdo de la cumbre europea sobre Grecia – comentado por Yanis Varoufakis - Iniciativa Debate - 16 julio, 2015

    […] Fuente:  http://rotekeil.com/2015/07/16/el-acuerdo-de-la-cumbre-europea-sobre-grecia-comentado-por-yanis-varo… […]

  2. APUNTES PARA ENTENDER LA LUCHA DEL PUEBLO GRIEGO | FAS - 21 julio, 2015

    […] Así, el Parlamento griego creó una nueva propuesta de negociación, la cual a pesar del rechazo en el referéndum a las medidas de austeridad, incluyó modificaciones a las pensiones, aumentos de IVA para algunos sectores (como el turismo) y privatización de algunos bienes públicos (como carreteras, puerta y empresas de ferrocarriles); además, el Parlamento Griego deberá informar y contar con el acuerdo de la troika para cada uno de los proyectos de ley que quieran aprobar que tenga implicancias económicas. Este último punto ha sido considerado como una sesión de soberanía y un “golpe blando” dado por la troika a Grecia (lo cual dio inicio a la campaña #ThisIsACoup [11]). […]

Deja un comentario